Martes 13 o manifiesto de la Ley de Murphy

Si la alarma del móvil no ha sonado y como consecuencia te has dormido tras unos días de relax, con lo cual has perdido ese bus que pasa cada media hora. Si además después, le has tirado el café encima a algún compañero en su recién estrenada camisa blanca y el ordenador no para de colgarse, no te preocupes, no es que el mundo esté en tu contra. Es que es martes 13.

Prepara la sal para echarla por encima del hombro, cuélgate amuletos o saca las herraduras que dará igual, un gato negro siempre acechará por la esquina para cruzarse contigo a la mínima ocasión.

gato_malasuerte

El martes 13 (al igual que el viernes 13 en culturas como la norteamericana), es conocido por atraer rachas de mala suerte. ¿Por qué? Por un lado, el 13, ese odioso número con connotaciones tan negativas (la última cena, la Cábala, el Apocalipsis…) y por otro, el martes con ciertos acontecimientos históricos a su espalda de dudoso positivismo como la caída de Constantinopla o el nombre del dios de la guerra romano (Marte).

Lo cierto es que actualmente la superstición afortunadamente ha pasado de moda, aunque como ese tipo llamado Murphy se presencia en el momento menos oportuno, hoy por si acaso, no vayas al Casino.

Deja un comentario