La generación Z

No, no estamos hablando de otro subgénero cinematográfico de Ciencia Ficción, sino de la generación de jóvenes que llega tras los Millennials.  Todo un paradigma para las marcas que no saben muy bien cómo atraer a este nuevo público.

La generación Z corresponde a aquellos nacidos después de 1994 en época de recesión económica, dificultades y amenazas latentes como el terrorismo, la crisis política, el cambio climático y el paro. En estos puntos, chocan directamente con sus predecesores, la generación Y o también conocidos como los Millennials, nacidos en época de bonanza económica y sobrecualificados.

Estos “más jóvenes” crecen en un mundo más pesimista en el que encontrar un empleo cada vez es más complejo, han perdido esas dotes narcisistas y sienten una afán inspirador para arreglar un mundo que según ellos, “sus predecesores han hundido”. Por ello, para las marcas es mucho más difícil lograr captar su atención, porque en muchas ocasiones, este espíritu “salvador” choca de lleno con el consumismo desatado por los millennials.

La publicidad tradicional ya no bastará con la Generación Z. Ellos son emprendedores (de hecho, según últimos estudios, muchos aspiran a tener su propia empresa) y gustan de los contenidos y productos en los que ellos se sienten partícipes. Por ejemplo, marcas como Starbucks o Nike se han puesto manos a la obra pidiendo directamente al consumidor su colaboración en nuevas recetas de café o diseño de una nueva gama de zapatillas.

Así que, si las marcas quieren llamar la atención a esta generación, toca ponerse las pilas y sobretodo ser creativas.

1 comentario

Deja un comentario