5 cosas que no debes hacer en Navidad con tus redes sociales

Las Navidades molan. Y las redes sociales también. Pero pasa como con los Mentos y la Coca-Cola, que nos encantan, pero que si los juntas y los agitas puedes tener una mezcla explosiva. Para evitar sorpresas te traemos esta pequeña guía para que pases las fiestas sin ningún sobresalto digital. Estas son las 5 cosas que no debes hacer en Navidades con tus redes sociales.

  1. No publiques en Instagram todo tu menú de Nochebuena

Christmas_Cat_by_angyalpor

Con un plato basta. El pavo al horno de tu abuela, que es el principal, por ejemplo. Las gambas a la plancha del aperitivo, los calamares rellenos y demás especialidades culinarias que completarán tu menú sobran. No eres Arguiñano ni Arzak. No eres una empresa de catering. Tu casa está abarrotada de adornos navideños que pueden lucir entre tus selfies con gorro de Papá Noel y tus posado con regalos inesperados. En la variedad está el gusto. No llenes tu Instagram de platos y tus seguidores te lo agradecerán no abandonándote. Además, tu gato recuperará su merecido protagonismo en esta red.

  1. No agobies con las cadenas de Whatsapp

Las cadenas van mutando, pero son algo que siempre está ahí. Primero las pasábamos por e-mail, luego por Facebook y desde hace un tiempo también por Whatsapp. Como ya tenemos algo de experiencia en el tema y sabemos que las Navidades son caldo de cultivo de chistes gráficos y vídeos curiosos que saltan de Whatsapp en Whatsapp cual canguro australiano en plena efervescencia reproductora, te pedimos que no, no lo hagas. A tu compañero seguramente le habrán mandado ese mismo archivo unas 10 veces en la última media hora y a tu hermana no le hará ninguna gracia ese vídeo de Mamá Nöel sexy bailando en una barra de pol dancing. Así que sí, aleja tus dedos de ahí y evita que el síndrome de Diógenes invada los álbumes de móviles ajenos.

  1. No subas cualquier foto a Facebook

foto borracho

Volvemos con las fotos, un clásico. Sí, sabemos que tienes criterio, sentido del ridículo y que nunca subirías una foto tuya en la que aparezcas en situación de desmadre. Pero tus amigos sí. Y además seguramente te etiqueten, haciendo que la imagen aparezca en tu muro colgando como adorno navideño. Recuerda que en tu Facebook hay familiares, menores, jefes, compañeros y hasta tu suegra. Es decir: cuidadín con las configuraciones de los permisos.

  1. No dejes que tu cuñado se acerque a tu móvil

danger botón

Es como un niño. No. Es peor que un niño. Es un primate. Puede causar un estrago en tu red social favorita. Nunca ha usado Twitter y, no nos engañemos, el logo azul de la red social es muy llamativo y el dedo del cuñadísimo puede ir ahí. Tus followers pueden salir volando cual pájaro twittero cuando el individuo empiece a toquetear los botones como si eso fuese la granja de Playskool. Si además consigue tuitear algo, ya sabes que las risas (a tu costa) van a estar aseguradas entre tus fieles. Si además, tu cuñado consigue poner un hashtag, puedes hasta llegar a ser trending topic.

  1. No abras LinkedIn borracho

Alcohol_bottles_photographed_while_drunk

Ya, crees que no se te va a ocurrir, pero cosas más raras se han visto. Con los efectos del alcohol y la risa tonta, te puede dar por poner en el encabezado  de tu currículum alguna gracia del tipo “Buscando a Wally”. O peor, puede darte por escribirle cuatro cositas a aquel director de recursos humanos que ignoró el último mensaje que le enviaste, desencadenando así la tragedia linkediniana.

Con estos cinco consejos básicos mantendrás tus redes sociales a salvo durante estas Navidades y tu marca personal seguirá reluciente como siempre.

Deja una respuesta