GoPro, amas de casa vs aventureros extremos

GoProla cámara de vídeo más vendida del mundo, es una metáfora en sí misma. Esta cámara llama la atención a primera vista por aquello de “conseguir tanta calidad con algo tan pequeño y tan ligero”. Existen paralelismos con cierto robot de cocina que luego desvelaremos…

El secreto del producto es el “do it yourself”, es una cámara extremadamente versátil con capacidades de sobra para uso profesional y a un precio asequible para cualquier usuario aficionado. Entre sus principales características: calidad HD cine, reducido peso y dimensiones, gran angular de hasta 170º, y funciones avanzadas como Time Lapse o Photo Burst.

El extenso catálogo de accesorios para mejorar la experiencia, versatilidad y posibilidades es un atractivo para el fiel usuario.

GoPro se ha posicionado como un referente en el deporte de riesgo… sus colaboraciones con RedBull han conseguido aumentar la leyenda. Nunca antes el espectador había estado tan cerca de vivir experiencias extremas.

Pues bien, este mismo principio de “conseguir tanto con tan poco”, se puede extrapolar a la extraordinaria popularidad que ha alcanzado el producto a base de la masiva viralización de los vídeos creados por los propios clientes.

Como dice un amigo mío: “Es imposible que un producto esté más lejos del otro, pero tiene mucho en común con lo que consigue Vorwerk con su Thermomix y el boca a boca entre amas de casa”… increíble pero cierto!

Deja un comentario