Modelo de negocio: así puedes diseñarlo en tu empresa

Entender bien en qué consiste un modelo de negocio es esencial para poder empezar a dar pasos en una nueva aventura laboral. Las circunstancias actuales y la valentía han propiciado que cada vez más personas se animen a emprender y crear sus propias empresas. La cruda (y natural) realidad es que la mayoría de esos grandes profesionales no saben por dónde empezar. Y, además, ese momento inicial es esencial, porque todo lo que se realice en esta fase sentará las bases de lo que puede convertirse en un negocio de éxito.

Por ese motivo, hoy nos hemos centrado en definir (hasta que no quede un ápice de duda) qué es eso de <<Modelo de negocio>> y cómo deberías diseñarlo para que esa idea empresarial que tienes en mente arranque todo lo bien que se merece. Aquí tienes un post sobre las fases del ciclo de ventas que también puede ayudarte en esta fase tan inicial, pero mientras tanto… ¡Sigue leyendo!

Antes de meternos en materia, definimos Modelo de negocio

Un modelo de negocio no es más que una herramienta previa al plan de negocio que hará posible que veas plasmado, lo más claramente posible, qué vas a ofrecer, cómo piensas hacerlo, a quién deberías dirigirlo y de qué modo vas a generar beneficio de todo ello.

En esencia, este tipo de representación es abstracta y es un modo más de clasificación de negocios, especialmente en aquellos que emprenden. Sin embargo, muchas veces lo utilizan también empresas que ya existen para investigar, desde esta perspectiva, las posibilidades de desarrollo que tiene una idea en el medio-largo plazo.

Tipos de modelo de negocio: conoce los principales

A día de hoy, existe una amplia variedad de modelos de negocio posibles. Nosotros hemos seleccionado aquí los 6 modelos de negocio más comunes, para que empieces a deducir a cuál puede parecerse el tuyo.

  1. Fabricante : En este modelo de negocio la empresa se encarga de convertir las materias primas en productos que es posible vender. En este caso, no tiene por qué comercializar por sí misma, sino que pueden venderlos a través de terceros. El ejemplo más claro: las casas de fabricación de automóviles, como Toyota o Audi.
  2. Distribuidor: En este caso, el modelo consiste en comprar un producto a un fabricante y ponerlo a la venta. Siguiendo con la idea anterior, podría ser un concesionario de automóviles.
  3. Retailer: Esto sucede cuando la empresa compra los productos a un distribuidor y, a continuación, los vende directamente al público. Un ejemplo puede ser un supermercado.
  4. Franquicias: Este modelo de negocio consiste en que en lugar de crear un producto de cero, se use el modelo de negocio de otra empresa principal a la que se le paga una cantidad determinada. Este es el caso de los restaurantes McDonald ‘s.
  5. Ecommerce: En este modelo se concentran los negocios que venden productos a través de internet. Pueden ser empresas creadas de cero en entorno digital o también de una empresa tradicional que haya decidido comenzar en esa vía al mismo tiempo que lo offline. Un ejemplo puede ser la tienda online de Zara.
  6. Freemium: Este concepto liga los conceptos de Free (gratis) con Premium (pagado) y ofrece un producto muy básico de manera gratuita, y uno mucho más mejorado a cambio de una cuota mensual. Aquí encontramos ejemplos como Spotify.

Cómo diseñar el modelo de negocio idóneo para tu empresa

Antes de ponernos con las manos en la masa, debes definir qué tipo de negocio tiene tu empresa.

El primer punto clave en el que debes fijarte es el económico, es decir, los costes, el establecimiento del precio de tu producto y/o servicio, así como también la fuente de ingreso. Por otro lado, están los componentes, también entendido como las personas que van a formar parte de tu empresa y que van a condicionar las necesidades que te surgirán desde el primer momento. Por último, debes tener en cuenta la estrategia, que es la clave que te ayudará a que tu proyecto funcione en el medio y largo plazo, además de contar con una agencia de paid media que te acompañe en todo el proceso. ¡Por cierto! En estos últimos dos puntos, si necesitas ayuda, nosotros somos justo lo que necesitas.

Business Model Canvas: una herramienta muy útil

Ha llegado el momento de diseñar tu modelo de negocio. Hay muchas formas de hacerlo, pero el que nosotros te recomendamos es a través de un Business Model Canvas que, traducido, sería algo así como ‘Lienzo del modelo de negocio’. Se trata de una herramienta muy visual que puede echarte una mano para crearlo de la manera más sencilla posible. Un Business Model Canvas se compone generalmente de 9 apartados (puedes encontrar modelos similares en los que varíen, pero la esencia es la misma). El objetivo es que vayas rellenando los campos en blanco para que, finalmente, te quede plasmada una idea general de tus objetivos y los recursos que necesitarás para llegar a ellos.

Este tipo de ejercicios en el fondo lo que te permiten es responder a preguntas clave que harán que tu negocio triunfe. Aquí te presentamos algunas de las esenciales:

¿Qué vas a vender? O lo que es más importante, en qué te vas a diferenciar para generar esa sensación de deseo en tus compradores. Recuerda que no solo hay que responder a una necesidad, sino que también tiene que dar una ventaja (como agilizar en tiempos o reducir el coste, por ejemplo).

¿A quién? Si no defines tu segmentación de clientes, estás perdido. Ten muy en mente quién es tu perfil de persona y, a partir de esa información valiosa, dirige la mayor parte de tus acciones hacia ellos.

¿Cómo vas a llegar a esas personas? Aquí entran en juego muchas variables como el plan de comunicación, distribución y venta. Todo dependerá de lo que tengas entre manos. Lo que sin duda debes asegurar es que tu mensaje llegue de forma directa y clara a tu segmentación de clientes.

¿Cuál va a ser tu modelo de monetización? Es decir, la estrategia variará sustancialmente si tu producto se compra con mucha regularidad o poco, si va a ser un modelo de suscripción, o si vas a permitir que esté financiado. Aclara muy bien este punto ‘sobre el papel’ y ajústalo en tu modelo de negocio para poder asegurar un flujo de ingresos óptimo.

Cuenta con Góbalo para ayudarte en todo el proceso

En Góbalo nos avalan 18 años de experiencia y el trabajo incansable de muchos profesionales que están especializados en diversas disciplinas relacionadas con el modelo de negocio. Así que si no sabes por dónde empezar, recuerda que podemos ayudarte en todo lo que necesites. Nosotros podemos definir contigo la estrategia digital más óptima para tu proyecto y caminar, juntos, hasta donde tu negocio y tú queráis llegar.

¡Y recuerda! Si eres una PYME o Autónomo en Góbalo somos Agencia Digitalizadora del Kit Digital, lo que significa que puedes optar a ayudas económicas para que juntos lo hagamos posible.

¿Te queda alguna duda? Podemos hablar sobre ello en nuestras redes sociales. Nos encontrarás en Instagram, Facebook, Twitter y LinkedIn.

¡Hasta el próximo post!

Deja una respuesta