El Top10 de las dolencias del creativo-Y su solución

Terminamos en Góbalo una semana muy movida y cada vez son más las dolencias que se nos acumulan por culpa de manías, malas posturas, estress… Con esta infografía pretendemos hacer un guiño a esos creativos dolientes por todo el mundo, y tratar de dar una visión amable de ello y… ¡la solución!

1. Dolor de cabeza
El stress, las prisas, y la falta de sueño. La alimentación o cambios en el tiempo a menudo repercuten en nuestra salud entrando directamente por la cabeza. Desde pequeños dolores de cabeza cotidianos, hasta jaquecas más asiduas o incluso migrañas minan la concentración de nuestros creativos.
Solución: Cuando comience el dolor, intenta desconectar y cambiar de tarea, reposa y descansa la vista. Ventila la habitación, da un paseo… oxigena en definitiva… ¡el cerebro! A menudo, el dolor de cabeza es una forma que tienen nuestro organismo de llamar nuestra atención ante un exceso de fatiga.

2. Paracetamoholismo
Hemos querido llamar así al exceso de tráfico de sustancias analgésicas que a menudo recorren oficinas y agencias. Siempre habrá alguien que tenga un ibuprofeno o paracetamol a mano y alguien que lo necesite.
Solución: Intenta recurrir a sustancias menos químicas para tus dolencias (cuando se pueda), camina un rato, tómate un zumo con vitaminas, un vaso de agua fría o cierra un poco los ojos y piensa en el mar.

3. Vista cansada
Más de 8h delante de una pantalla de ordenador no es bueno para nadie; todos tenemos asumido que tarde o temprano nos tocará hacer uso de gafas ya sea por miopía o vista cansada.
Solución: Al menos una vez cada hora quédate mirando al punto más alejado de tu oficina, despacho, etc. Los ojos al estar siempre a la misma distancia del ordenador sufren fatiga. Ten bien iluminado tu espacio de trabajo para no tener que forzar la vista más de lo necesario.

4. Falta de sueño
Muchas veces nos cuesta conciliar el sueño después de un día duro de trabajo, o nos toca trabajar hasta tarde o simplemente se acumula la fatiga madrugón tras madrugón.
Solución: ¡No es otra que dormir!

5. Bruxismo
Quizá esta no esté tan extendida como otras dolencias que hemos mencionado antes, pero cada vez son más las personas que aprietan las mandíbulas por culpa del estrés ya sea despiertos o dormidos.
Solución: Es muy difícil tratar de evitar de hacerlo de manera consciente ya que suele ser un acto reflejo que incluso es debido a la fisonomía de la mandíbula de cada uno que no permite que se mantenga en un estado de relax. Lo mejor es hacerse con una férula de descarga para esos momentos de agarrotamiento total.

6. Dolor cervical. 
Dolor cervical o lumbar debido a una mala postura es algo de lo que todos en algún momento nos aquejamos. Los dolores más comunes son los cervicales y lumbares debido sobre todo a una sobrecarga del músculo por posturas no naturales o exceso de tensión.
Solución: Tener una silla de buena calidad y a la altura óptima para el trabajo es totalmente necesario para evitar este tipo de dolores. ¿y lo mejor? Disfrutar de un masajito o sesión de spa de vez en cuando. Lo mejor es que en determinados momento en la oficina te levantes un momento y estires sobre todo cuello y espalda para evitar futuras sobrecargas.

7. Resfriados varios.
Con los cambios de temperatura por culpa de las calefacciones y/o aires acondicionados es complicado que a todo el mundo le siente bien la misma temperatura. Además, el exceso de convivencia y el estar 8h respirando el mismo aire hace que cuando uno se pone malo… caigan el resto como piezas de dominó.
Solución: Mantén el espacio ventilado y vitamínate para evitar constipados tontos. Mantén la temperatura de la oficina en un término medio para evitar cambios bruscos que alteren nuestras defensas.

8. Sedentarismo.
Cuando sales del trabajo muy cansado, a menudo lo que te apetece es tomarte una cervecita y echarte al sofá. Además, pasamos más de 8h sentados, lo que hace que nuestro cuerpo a veces no se mueva todo lo que se debería mover.
Solución: Haz deporte, camina y airéate después del trabajo. Anda al menos 30 minutos al día para mantenerse en forma. El fin de semana aprovéchalo a tope haciendo todo tipo de actividades que hagan que tu organismo se mueva.

 

dolencias2

9. Pequeñas adicciones.
Creativos adictos a todo tipo de bebidas y zumos estimulantes con taurina, melanina, cafeína, tanina, bilirrubina y demás enseres que nos hacen estar despiertos esos ratitos más duros del trabajo. Guaraná, Ginseng, Redbull, Burn, Monster, café, té, Starbucks… todo vale; incluso un heladito fuera de hora se puede convertir en adicción en estos tiempos que corren.
Solución: No hay solución posible, disfruta de la vida y espera a que llegue otro producto más rico al que adiccionarte.

10. Mal del cúbito.
Vale… esta no es que sea una dolencia de lo más extendida… pero nos ha pasado en la oficina y creemos que es un mal recalcable y cuanto menos curioso. Nuestra compañera Flor está sufriendo una mutación en su muñeca debido a lo que aprieta el ratón en épocas de mucho trabajo y stress. Su cúbito quiere dejar de sufrir y huye de su cuerpo.
Solución: Estamos trabajando en ello tratando de crear una mesa acolchadita para evitar un mal mayor.

Fuentes:
Efesalud | El mundo | Cuidasdeti

Deja una respuesta